El cazador de reflejos


EL CAZADOR DE REFLEJOS



El cazador de reflejos

Es un vagabundo

Que recorre el mundo

En busca de espejos.












El cazador es un narciso

Que observa y reflexiona

Como una imagen en el agua

Su recuerdo se distorsiona.












El cazador de nostalgia

Quiere repetir la historia

Pero el niño lleno de magia

Se ha oxidado en su memoria.
















Lo que era enorme y complejo

Es pequeño en la distancia,

El cazador se ha hecho viejo

Y se olvidó de la infancia.




















El perdedor de reflejos

buscaba su identidad

y se encontró a si mismo

reflejado en un cristal...














EL POSTRE


Discute en el Serenguetti

Un león con toda su prole,

unos quieren tiramisú

y otros piden profiterole

después de zamparse al ñú.





UN CUERNO


Al viejo rinoceronte

parece importarle un cuerno

si hay un cielo o un infierno

más allá del horizonte. 

















SONRÍA


Por favor, sonría

para una fotografía,

sea espontáneo como un niño,

sus nietos la verán algún día.







Esta fotografía

es su inmortalidad,

trate de ser natural


para la posteridad.













OCASO CURSI





Gota a gota la tarde se derrama,
el cielo enmudece extasiado
y miles de espejos quemados 
prorrumpen en amargas llamas.

El sol se vuelve rojo incandescente
y estalla en lágrimas de hierro fundido
que se esparcen generosamente
por todo el mundo conocido.


Ríos de oro fluyen por estos parajes
entre nubes y airados oleajes,
y se vierten sobre el mar, gran invitado,
en cascadas de silencio anaranjado...



y colorín colorado.....